Una piedra natural es un mineral o una roca que, debidamente tallada, puede convertirse en joya o pieza de colección. Las piedras naturales siempre se han considerado símbolos de la energía y los poderes de la naturaleza. Además de su belleza natural, siempre se han utilizado para el equilibrio físico, mental y espiritual.
  • Ágata
El ágata es conocida por ser una piedra multicolor, cada una con propiedades y elementos diferentes. Se utiliza en terapias holísticas para favorecer la aceptación emocional y el equilibrio físico. Las ágatas invocan la protección, la amistad, la justicia y la vitalidad. Además de representar al planeta mercurio (el primer planeta del sistema solar), estas piedras significan valor, longevidad, curación y protección.


La hematita es un mineral común en las regiones con aguas termales o manantiales. Esta piedra suele ser negra o gris, pero también hay piedras rojizas debido al alto contenido de hierro en su composición. Esta piedra significa curación y renovación. Actúa como fuente de longevidad y fuerza, y previene los problemas causados por la ansiedad y el estrés.



El jaspe es una piedra natural lisa con un aspecto moteado y con rayas negras, y puede presentarse en cuatro colores: rojo, verde, amarillo y tonos tierra. Esta piedra simboliza la conexión con la tierra y garantiza estabilidad, practicidad y fuerza.



  • Lapislázuli
    En la antigüedad se consideraba una fuente de fuerza divina. Los egipcios la consideraban un cristal celestial, por su coloración azul, creían que los ángeles habían enviado esta piedra. El lapislázuli es la piedra de la paz. Alivia el estrés y promueve la serenidad. Esta piedra invoca la confianza y la seguridad.




    Es una piedra con colores intensos en tonos tierra, negro y amarillo, en forma de líneas que se fusionan. Como tal, coincide con la energía de la tierra y el sol, y es un amuleto protector. Se sabe que representa la inteligencia y el valor.


    Procedente de los más diversos lugares del mundo, esta piedra existe en varios colores. El ónix es la piedra del poder personal, aleja los pensamientos negativos y mejora la calidad del sueño. 
Es conocido por aportar tranquilidad, disminuir la ansiedad y el miedo y aumentar la confianza.


    La perla se considera un símbolo lunar relacionado con el agua y las mujeres. En su simbolismo se invoca la noción de perla escondida en la concha porque adquirirla requiere un esfuerzo, como el que se requiere para la verdad o el conocimiento. Se considera la piedra del amor, la protección y la suerte, la atracción y la sensualidad.

    • Lava Volcánica
    Esta piedra destaca por su color negro opaco y su superficie irregular con agujeros. Surge de la lava expulsada por los volcanes que llega al mar, endureciéndose finalmente por el enfriamiento de la exposición al agua. Representa la protección, porque aleja las energías negativas. 

Aporta beneficios físicos como la renovación de la piel, esto se debe al origen y composición de la piedra.


    29 julio 2022 — Francisca Figueiredo